Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

¿Y este blog?

En 2007 comencé a escribir un blog sobre alfarería asturiana. Por aquel tiempo me documentaba para un trabajo sobre el tema que generó, entre otras cosas, una obra de teatro juvenil: El enigma del palacio de Bao.   Ya entonces, me propuse crear uno acorde con mi actividad literaria. Sin embargo, han tenido que pasar varios años, ocurrir muchas cosas y aclarar algunas dudas sobre si lanzar una bitácora más a la saturada blogosfera para que me decida.

Lo hago, por fin, tras los múltiples agradecimientos que recibo por publicar cada mañana un microcuento en la red social Facebook y el ruego continuo de que no deje de hacerlo. Al parecer, han ayudado a mucha gente a superar circunstancias adversas, a distraerla de sus preocupaciones o, simplemente, a recibir la mañana con una sonrisa. De modo que los he recopilado y publicado en la categoría Microcuento. A ellos se sumarán otros e iré añadiendo nuevas entradas en las que abordaré temas de actualidad, opiniones sobre libros, autores, reflexiones y escenas autobiográficas con las que puedas identificarte. Por tanto, que tú leas lo que publico será determinante para que este apartado siga creciendo.

En definitiva, me importa saber si te gusta este blog que da voz a una escritora que, desde muy joven, siente íntimamente la escritura. Porque como anotó el poeta José Ángel Valente en Diario anónimo (1959- 2000)  “La escritura no es un acto, es un estado”. Un estado que tarde o temprano exige ser compartido con lectores, en una relación en la que ambos crezcamos.

Entrada destacada

El uno para el otro

-¡María José, qué feliz me haces!
-Y tú a mí, Sandro.
-Hemos nacido el uno para el otro.
-¿Cómo nos habremos encontrado?
-¿Cómo? ¿No lo recuerdas? ¡Jamás pensé que pudieras olvidarlo! Fue algo mágico.
-¿Mágico? Me vomitaste encima las tres copas de más que te habías tomado.

Ilustración: etsy.com

Diversidad

-Álvaro, este paisaje me recuerda a mi tierra, ¿pintamos un elefante?
-Añoras a tus congéneres, ¿verdad? Cuando lo desees te buscaremos un hogar en un lugar en el que hayan sobrevivido al exterminio.
-Éste es ahora mi hogar. En él aprendo cosas diferentes a las que habría aprendido con los de mi especie.

Ilustración: chopsticksroad

Belleza o fortaleza

-¡Oh qué injusticia que a ti tan bella te vea y yo tan horrorosa sea!
-No más injusto que el que tú, por resistente, larga vida tengas y yo, por delicada, en breve muera.

Posturas políticas

-¿Por qué discuten?
-El gallo no quiere al erizo en la granja.
-Yo soy un gato demócrata. El que quiera que Eric se quede que levante la pata.
-Yo soy un gallo dictador, aquí no vota nadie.
-Yo soy un perro conciliador, que pase una semana fuera de la granja y otra dentro.

Ilustración: Victoria Kirdiy

Tímido sentimental

-¡Olé, mira! El tranvía suelta chispas.
-Yo le comprendo. No puede con los problemas de los usuarios.
-¡Ay madre! ¿Qué dices, Enrique?
-Sí­, ya sé. Aparento ser menos sentimental.
-¿Sentimental? Estás personificando un tranvía.
-Suelo recurrir a figuras retóricas para expresar mis sentimientos, me cuesta hacerlo abiertamente.

Ilustración: Pascal Campion
«En momentos desesperados vendrá la risa a auxiliarnos».
Ilustración: S. Hee

Gato Bromista

-¡Guau, amigos, esta debe de ser la habitación de los juguetes!
-Lo es, lo es, Je, je. Pero no podéis decir que os traje yo; los gatos tenemos prohibida la entrada.
-Descuida, Mefisto, no te delataremos.

Ilustración: Bill Bell

Momentos “feis”

-¡Para quieta, Cloti, y sonríe que estropeas la foto!
-Es que en esta pose tapamos La Giralda.
-Se ve lo suficiente para que en el «Feis» sepan lo mucho que nos divertimos en Sevilla.
-¿Nos divertimos? Creí que estábamos desesperadas de calor y preocupadas porque vamos a ponernos como focas por solo comer helados.

Ilustración: sierra-enterprises.com

La niña se aburre

-Me aburro; apenas se mueve.
-¿Qué esperabas? Es la balsa de un naufrago, no un clíper.

Ilustración: Jun Cen

Perro especial

-¡Guau¡ ¿Cuándo salimos?
-¿Salir? En la protectora me dijeron que te pasabas horas escuchando música.
-Lo hacía cuando volvía de los paseos.
-¡Hum y los de la protectora vendiéndome la moto con que eras un perro especial!

Ilustración: Gerhard Gluck

En caso de otra crisis económica

-Ahora que ya hemos comprado un piso en la zona más selecta de la ciudad, necesitamos otro en un barrio marginal y conflictivo.
-Nosotros solo vendemos pisos de alto standing.
-¡Oh, Víctor, tendremos que buscar otra agencia!
-Pretendemos que nuestros hijos también sepan defenderse en circunstancias adversas.
-Es por si acontece otra crisis económica.
-Pero eso se aprende sin necesidad de vivir previamente mal.
-Pura teoría. Lo que de verdad ayuda a sobrellevarla es la familia, los contactos y amoldarse, cuanto antes, a vivir en la miseria.

Ilustración: Matthieu Forichon

Mente compleja, mente simple

-¿Te gusta mi vestido nuevo?
-Mi cabeza está diseñada para preguntas más complejas, esa es una simpleza.
-¿Te vestido mi nuevo gusta?

Ilustración: Victoria Kirdiy
«No hay mayor bien que no perder la calma».
Ilustración: Virpi Pekkala

Perro catador

-Qué razón tenías, Sandy; estos melocotones son como los que tenía mi abuelo en la huerta.
-Porque no tiene aditivos. Cuando quieras voy a la carnicería a testar la carne.
-No puedes entrar, no la exponen en el exterior.
-Tiene una puerta trasera.
-¿El lunes te viene bien?

Ilustración: Kana Nakajima

Sueños incumplidos

-¿Recuerdas cuando soñábamos ser marinos y llevar una vida de aventura?
-Y acabé siendo empresario.
-No deja de ser también una vida aventurera.

Ilustración: Pascal Campion

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

Un millón de veces

...y todas versándote

desaparecer

Lo que toco se deshace. Franz Kafka.

darecadodemi

historietas con dibujos

Espacio de imágenes y palabras

El arte... Expresión de sensaciones, sentimientos, fantasías, ideas...

Zenaida Wheels

Movimiento y relato