Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

mes

agosto 2017

Cosas de alquiler

-¡Hola! ¿Adónde vas?
-¡Hola! Vengo de casa de mis abuelos. ¿Tú?
-Yo no tengo abuelos.
-¡Ah!
-¿Ese es tu padre?
-Mi tío.
-Yo no tengo tíos.
-Vaya…
-Voy de vacaciones con mi padre.
-¡Qué suerte que tienes padre!
-¿Tú no?
-¡Sí, claro!
-¿Entonces por qué te alegras de que yo lo tenga?
-Temí que no tuvieras a nadie…
-Sólo lo tengo a él, ¿sabes? Mi madre es alquilada.
-¿Y tú también?.
-No, yo no. Lo es el apartamento al que voy.

Ilustración: Freya Blackwood

¿Tu mascota?

-No permitiré que vuelvas al circo, Teo.
-¿Y qué harás conmigo?
-Mis padres pertenecen a una protectora de animales. Te adoptarán y serás mi mascota.
-No soy un gatito.
-Pero estás igualmente domesticado.
-Devuélveme a mi hábitat, te lo suplico.
-Pero yo te creía mi amigo…
-Y yo a ti una niña compasiva.

Ilustración: Judith Kerr

Espectadores peligrosos

-¿Doña Prudencia, qué hace en mitad de la pista de eslalon gigante?
-¡Alvarito! esta vez no libras de que se lo diga a tu padre.
-Apártesen ustedes o no respondo de las consecuencias.
-Luego hablan de nosotros los perros.

Ilustración: Catzwolf

Cuestión de simples

-Papá, ¿tú sabes lo que es un número simple?
-¿Yo? Si soy incapaz de sumar sin contar por los dedos.
-Eso pensé yo. Entonces, ¿por qué le diría mamá a Marcos que tú eres un claro ejemplo de simple?

Ilustración: Pascal Campion
«Todos tenemos un «ángel» con nosotros, la diferencia está entre quienes lo ven y quienes no».
Ilustración: Duda Daze

De noche por la playa

-¿Sabes, Juan? Creo que voy a echar de menos pasear por la playa a estas horas.
-Podemos seguir haciéndolo.
-¿Y quién es el valiente que madruga al día siguiente para ir trabajar?
-¡Guau!
-Él.

Ilustración: Pascal Campion

Primera comunión

-Vivís hoy uno de los días más señalados de vuestra vida, lo llevaréis siempre grabado en vuestro corazón y para que así sea lo celebramos a continuación con un gran banquete y muchos regalos. Dad las gracias al Señor.

Ilustración: Honor C. Appleton

Que corran las buenas noticias

Hace justo una semana todos nos sobrecogíamos por los atentados en Cataluña. Fue estremecedor, lo sentí dentro. Mi cabeza, a su acostumbrada velocidad vertiginosa, creó una imagen: Mi hermana, mi perra Toya —soy incapaz de verme en sitio alguno sin ella— y yo paseábamos por Las Ramblas entre los puestos de flores y demás tenderetes. De repente, un ruido ensordecedor hizo que nos volviéramos, Toya la primera (lo hace con el zumbido de una mosca, siempre teme le venga algo o alguien por detrás). El vehículo nos vino encima. No vi más. Sentí el horror de ser víctima.
Hoy, siete días después, en cambio, escuché en la radio una noticia que me alegra sobremanera: En Asturies ya no se construirá una incineradora para quemar los residuos que los humanos generamos. Soy consciente de que ambos sucesos no son comparables, pero a mí me parece un gran avance dicha decisión. Además, mejor todavía, no sólo no quemaremos basura, sino que la convertiremos en combustible.
Esta modesta importante nueva es, en mi opinión, una muestra del tipo de noticias con el que los medios de comunicación debían de bombardearnos y no despotricando, casi ininterrumpidamente durante siete días consecutivos, sobre los atentados de Barcelona y Cambrils, generando odio y miedo, malestar general.
Los humanos tenemos la facultad, como otras especies, de aprender por imitación. Si se habla más del bien que del mal, iremos a mejor; si, por el contrario, a todas horas se habla del mal, iremos a peor.
Que nadie me malinterprete. No pretendo que se ocultara la noticia y se la privara de la relevancia que no dudo tiene, pero explotarla como está ocurriendo, sinceramente, me parece una tremenda falta de profesionalidad mediática, ausencia de consideración hacia los allegados de las víctimas e intención de malquistar.

Final injusto

-…y el cazador sacó su escopeta para darle su merecido.
-¡¡¡No!!! ¡Que lo matará!
-Se comió a la abuela de Caperucita y quería comerla a ella, es un lobo malo. Hay que castigarlo.
-Pues que le pongan una multa.
-Una multa es muy poco castigo para un animal que mata humanos.
-Pero es es lo que hacen a la gente que mata a un animal protegido.

Ilustración: Helen Oxebury

¿Demasiada formalidad?

-Hola. Me llamo Jaime y tú te llamas Sindo. Esta será tu casa y yo tu dueño.
-Vale…
-Me dijeron que tenía la obligación de cuidarte.
-Yo de serte fiel.
-Quiero que sepas que lo hago porque quiero, no porque me obliguen.
-Yo también. ¿Podemos jugar ya?
-¡Vale!

Ilustración: Pascal Campion

Amigas con futuro incierto

-Seremos amigas hasta la muerte.
-Y viviremos en el campo.
-Y nos echaremos en la yerba a mirar el cielo.
-¿Y de qué viviremos?
-Cultivaremos un huerto y venderemos lo que dé en el mercado semanal y en las tiendas del pueblo.
-No sé si funcionará. Casi ya no queda nadie viviendo aquí, para cuando seamos mayores tal vez seamos las únicas habitantes.

Ilustración extraída de la página de Barbara Maule, Pinterest.

Ideología errónea

-Mamá, ¿Cómo es una ideología errónea?
-¿Ideología errónea?
-Sí.
-Pues… No sé qué decirte, las ideologías no son ni acertadas ni erróneas. Son diferentes.
-¡Ah, vale! Entonces la contraria a la del político que lo dijo.

Ilustración: elioli.art
«Siempre hay que hacer lo que uno cree es capaz de hacer»
Ilustración: kireei.com

Indiferencia

-Cosme quiere cereales.
-¿Y a mí qué?
-Toma Cosme.
-¡No!
-¿Entonces por qué me contestas ¿y a mi qué?
-Porque me da igual todo.
-Entonces puedo dárselos.
-¡Que no!
-No te entiendo.
-¡No ves que yo tampoco!

Ilustración: Freya Blackwood

Papá se toma su tiempo

-¿Lo ves? Se está afeitando.
-Ya lo sé.
-Cuando tú seas mayor tendrás que hacer lo mismo.
-El padre de Javi trae barba.
-¿Te gusta el padre de Javi más que papá?
-No, pero Javi nunca llega tarde a clase.

Ilustración: Pascal Campion

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑